Deporte

El paintball, apto para mujeres

Entrevista hecha a Diana Rojas, practicante de paintball e integrante de Rabiosas, el único equipo latinoamericano femenino de este deporte atractivo. (Clic aquí para visitar el fan page de Rabiosas)

ColombiaPalMundo Sports

La estirpe del paintball, deporte comúnmente ligado al enfrentamiento entre hombres por un territorio, por un prestigio momentáneo o por un simple punto en disputa; esa estirpe, se ha convertido en una pasión beligerante pero sana y se ha acercado cada vez más a la inclusión del género femenino por puro talento.

Diana Díaz | Fotografía cortesía de Rabiosas. Diana Rojas | Fotografía cortesía Next Shop.

Es de conocerse que el género femenino se labró su destino deportivo luego de que se le abrieran las puertas en la política y se le tratara como al hombre, es decir, como a un ser humano presente en nuestro mundo. Poco a poco llegó la inclusión de la mujer y su voluntad por destacarse la ha llevado al punto de competir con decoro y sobresalir.

En el paintball las mujeres no son la excepción y no se quedan atrás. Diana Rojas, joven mujer colombiana hace parte de Rabiosas, un equipo de paintball netamente femenino y…

Ver la entrada original 1.422 palabras más

Anuncios

La selección Colombia: mérito propio y orgullo criollo en su salida del Mundial Brasil 2014

 Bien lo dijo el periodista Hernán Peláez Restrépo en Caracol Radio: “El fútbol es así, se gana o se pierde, aquí no se empata”. Pero en esta ocasión, lo que le sucedió a #ElEquipoDeTodos de Colombia en el Estadio Castelão en Fortaleza, durante los cuartos de final de la Copa Mundial Brasil 2014, tiene sus connotaciones.

dg036

Selección Colombia cantando el himno nacional en el Estadio Castelão de Fortaleza |Fotografía de la Federación Colombiana de Fútbol – http://www.fcf.com.co

Por el juego, puedo decir que dejó en claro que Colombia no fue más en el primer tiempo que Brasil y que el golpe de recibir un gol tan rápido fue duro y definitivo. Colombia se desorientó, salió de su centro que mantuvo en los cuatro partidos ganados hasta ese momento en el torneo y el ingreso de Fredy Guarín no dio pie con bola.

En ese primer tiempo se demostró que cada jugador brasileño trabajando en conjunto hace un equipo con oficio cuando se quiere, aunque digan a los medios de comunicación que no les interesa la manera de jugar, sino ganar, ganar y ser campeones traicionando su innato estilo; lo que resume también lo sucedido en la cancha contra sus rivales… Si Teófilo Gutiérrez no tuvo opciones y poco pudo hacer, fue porque no llegaba el balón de los pinceles creadores de James Rodríguez y Cuadrado, también debido al mal manejo del árbitro, quien vigilaba más cada paso y gesto colombiano que acción malintencionada brasileña.

Por eso, el árbitro del partido es un capítulo que poco se puede dejar de lado, pues fue condescendiente al juego brusco de Brasil. Hay españoles quienes afirman que su réferi compatriota, Carlos Velasco Carballo, es de aquellos que deja golpear de arriba a abajo a Iniesta, Messi, Cristiano Ronaldo, entre otros calidosos de la liga española, pero hay partidos en los que el madrileño Carballo sigue el “sistema” de la Liga Española, que es favorecer al grande, y aún más, al grande anfitrión. Tuvieron que pasar casi 30 faltas para que Carballo sacara la primer amarilla para el local, que desesperó a Colombia con su juego sucio, sobretodo, a las dos figuras, los dos genios colombianos James y Cuadrado.

Y durante el campeonato no ha sido la excepción, medio equipo brasileño debería estar suspendido para la semifinal que jugará ante Alemania. Así es, 96 faltas cometidas y apenas 10 amarillas recibidas en cinco juegos es el saldo de la ‘canarinha’, lo que les deja un promedio de una amarilla por cada nueve faltas cometidas aproximadamente (como que les tiembla la mano eh), aunque, sólo en el partido ante Colombia, Brasil recibió dos tarjetas amarillas en 32 faltas. Vea pues.

En definitiva, actuación bochornosa la del español puesto allí por la FIFA y, además, felicitado por la mayor entidad rectora del fútbol a nivel mundial y con posibilidades de pitar la final (faltaba más) del torneo en el Maracaná el próximo 13 de julio.

El grupo de jugadores brasileños llegó más relajado, la presión que ostenta de obtener el mundial poco se vio, ya que no hay de otra que ganar la sexta copa. Su actual presidenta, Dilma Rousseff, tiene en ese triunfo cuatro años más de Gobierno, las elecciones están a la vuelta de la esquina, serán en octubre. El priorizar recursos al montaje del mundial sobre la salud y la educación y el aumento de la inflación, tienen en jacke su reelección. Además, la FIFA tomó nota de los desmanes provocados por los ciudadanos brasileños en contra del torneo, y no querría que volvieran a suceder… Pero contra Alemania habrá un choque de fuerzas y pueden quedar fuera.

Pese a ello, Colombia mejoró en el segundo tiempo del partido y Brasil comenzó a jugar a lo que sabe cuando se ve dominado, dando golpes al rival y a la pelota para alejarla de su arco. Carballo anuló bien el gol de Yepes, pito una falta -cual fuese clavado de Hulk en mar abierto- para el tremendo golazo de David Luiz y, no expulsó a Julio César como debió ser por el penalti cometido. Sin embargo, se añaden a las cosas del fútbol -y de FIFA- y de las cuales esta inolvidable selección Colombia se repondrá.

James tuvo otro premio al marcar su sexto gol, ratificando su grata sorpresa de figura entre las figuras y la llevada al hombro de la selección que perdió por lesión al goleador y hombre vital de las eliminatorias para el mundial, Falcao García, quien estuvo atento y manifestó su orgullo y agradecimiento hacia el equipo en su Twitter personal:

Durante 21 días este equipo colombiano unió muchos rincones del país y de paisanos por el mundo, los hizo sonreír, cantar, festejar, conmover y emocionar. Con mérito propio Pékerman, su cuerpo técnico y sus muchachos gestaron esta hazaña. Puro corazón, puro fútbol, puro sacrificio, puro esfuerzo, puro destaque y pura mentalidad, pisca diferencial ante aquella selección del “Pibe”, Higuita, Rincón y todos ellos, que fue a tres mundiales consecutivos y de la cual también se supo gozar en su momento.

Se viene una historia que hay que escribir con letras mayúsculas, de aquí en más, el fútbol colombiano se tiene que revivir. Sólo quedan palabras de agradecimiento por el esfuerzo entregado en tierras ajenas y las ganas de destacarse y dejar en alto un país que durante su historia ha sido duramente golpeado.

Todos, los miembros del conjunto que batió redes contrarias y los hinchas con fe que acompañaron en los estadios vecinos del país futbolero al equipo, todos ellos, regresan a Colombia con la cara en alto. Nada puede desacreditar este logro deportivo colombiano, ni los insultos, ni las burlas, por demás vistas en este mundial a través de las redes sociales, como estas imbéciles palabras de un desencajado hincha brasileño en Twitter, acompañadas de una imagen:

“Lo que aprendimos hoy: que la poderosa Colombia sólo fue poderosa cuando Pablo Escobar estaba vivo” escribió en la red social. Sin si quiera pensar en el daño que este perverso personaje hizo a toda una nación y muchas generaciones, el cibernauta brasileño creyó que así se demuestra un poderío inigualable frente a este país de gente trabajadora, alegre y buena en su gran mayoría, que tiene poca culpa de esa mala reputación labrada en el mundo.

Por eso QUÉ ORGULLOSO ME SIENTO DE SER COLOMBIANO, porque el destaque viene por lo bajo y crece como un árbol de pequeños frutos que cada vez nos ofrece mejor calidad frutal. De nuevo gracias, gracias por fabricar sueños, crear momentos inigualables en los colombianos, porque con ojos aguados terminé de ver una dura derrota en el partido más importante  de la historia de nuestra selección.

Con honores y haciendo historia se despidieron los jugadores de la ‘tricolot’ colombiana. | Fotografía de @FCFSeleccionCol

El deporte nacional nos seguirá creando alegrías: el tenis, el ciclismo, el patinaje, el automovilismo, el atletismo, el fútbol y muchos más, son parte de este repertorio que Colombia ofrece al mundo. Que se esfuercen los demás, porque los nuestros lo están haciendo.

¡La calidad criolla va de sobra!

@diegoprit

#ElEquipoDeTodos #FuerzaTricolor #UnidosPorUnPaís #HicimosHistoria

MARADONA, UN LÍDER POLÉMICO PERO NATURALMENTE ACEPTADO

Diego Armando Maradona

Nació el 30 de agosto de 1960 en Lanús, ciudad de la Provincia de Buenos Aires; pero se crió en Villa Fiorito, al sur de esta provincia entre potreros y pobreza. De sus hermanos, él fue el quinto en nacer, 2 fueron futbolistas.

Maradona comenzó a jugar fútbol en un potrero de Villa Fiorito llamado “Las Siete Canchitas“, sin embargo, para 1969 inició su contacto directo con el fútbol al realizar y pasar las pruebas para ser parte de las divisiones inferiores del club Argentinos Juniors. En total, ascendió 8 divisiones en 2 años y el 20 de octubre de 1976 debutó como profesional a los 15 años. Tuvo que trasladarse junto con su familia a la ciudad de Buenos Aires para hacerse cargo de ella económicamente. Para 1977 debuta en la selección mayor de su país con 16 años en la Bombonera ante Hungría, pero Cesar Luis Menotti no lo llevó al mundial que organizó y ganó Argentina en 1978. Al siguiente año, Diego sería figura del mundial juvenil realizado en Japón, ya que consiguió ganar el campeonato y ser el mejor jugador del mismo.

Luego de Argentinos, en 1981 Maradona recaló en Boca Juniors, donde demostró ser el mejor jugador argentino del momento al convertirse en ídolo Xeneize. Del 82 al 84 Maradona jugó para el Barcelona de España, club que lo compró por 1.200 millones de pesetas y en donde tuvo buen paso la primer temporada, luego se lesionó y engrosó mala relación con los dirigentes, en especial con José Luis Núñez, presidente del club en esa época y quien imponía una política de contención salarial criticada por Diego. De España fue a Italia, vendido y jugando en Napoli se convirtió en el mejor jugador y campeón del mundo en 1986 con la Selección Argentina.

Este mundial, con sede en México, significó una época de gloria en la vida del ’10’ ya que en un contexto de venganza de Argentina contra Inglaterra, en un partido por los cuartos de final de la Copa del Mundo de México 86, debido a la Guerra de las Malvinas efectuada en 1982, Diego Armando Maradona surgió como el ‘Vengador’ épico que, con su astucia en la cancha (La Mano de Dios) y su calidad con el balón (El Gol del Siglo) le dio la satisfacción al pueblo de decir “Argentina 2, Inglaterra 0”, en el partido de cuartos de final.

En el pequeño Napoli, que pagó 1.300 millones de pesetas por su surgimiento deportivo, es decir, por Maradona; estuvo hasta 1991 y salió debido a investigaciones que lo relacionaron con narcotraficantes y estudios antidopaje que confirmaron su consumo rutinario de cocaína. Duró año y medio inactivo y en rehabilitación. Posteriormente, Maradona emigró al Sevilla de España a pedido de Carlos Salvador Bilardo, en donde duró poco y al año regresó a su país para vestir los colores de Newell’s Old Boys.

En la temporada 1993/94 ‘El 10’ se preparó fuertemente para afrontar con Argentina el mundial de Estados Unidos 94; al cual llegó y en el control antidopaje del segundo partido ante Nigeria, le fue detectada ‘ephedrina’, sustancia prohibida por la FIFA. Por tal hecho tuvo que abandonar la concentración de Argentina, fue multado con 15.000 dólares y sancionado con 15 meses de inactividad.

Su exitosa y a la vez polémica carrera deportiva culminó desde el año 1995 hasta 1997, cuando jugó de nuevo para Boca Juniors y se retiró a sus 36 años de edad.

En enero del 2000 Maradona fue internado en un sanatorio para realizar unas terapias intensivas, debido a que sufrió una crisis hipertensiva y arritmia. Exámenes aplicados detectaron que había consumido varias cantidades de cocaína. Así pues, Diego viajó a Cuba para llevar a cabo una inmediata rehabilitación.

Ya sin jugar, Maradona se dedicó a la dirección técnica: primero con Rancing Club en 1995 sin grandes triunfos y, segundo, su mayor logro como DT al dirigir el seleccionado argentino rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010 en donde quedaría eliminado en cuartos de final ante Alemania. Ahora no dirige aunque hace poco fue el timonel del Al Wasl de Emiratos Árabes.

Su idolatría: la Iglesia Maradoniana

Es una parodia de religión, en la cual se relaciona el culto de Maradona como Dios supremo. Para los ‘maradonianos’ 1961 es el año 1 D.D. (después de Diego), y significa el comienzo de la Era Maradoniana. Este colectivo se concentran, pricipalmente, en Napoli y varios lugares de Argentina. También, Diego Maradona tiene una estatua en el museo de Boca Juniors y en la ciudad de Bahía Blanca.

Sus logros deportivos:

  • Consiguió anotarle a Inglaterra uno de los goles más polémicos del fútbol mundial, la “Mano de Dios”. Este gol ocurrió en el mundial de México 86.
  • Ostenta el título a mejor gol de los mundiales: “El Gol del Siglo”, por aquel que marcó ante Inglaterra en el mismo partido de la mano.
  • Obtuvo una liga argentina con Boca Juniors; una Copa del Rey, Copa de la Liga y Supercopa de España con el Barcelona; y dos ligas italianas, una Copa Italia, Supercopa de Italia y una Copa UEFA con Napoli.

Con su selección ganó:

  • Campeonato Mundial Juvenil de 1979 (elegido mejor jugador).
  • Campeonato Mundial de Fútbol 1986 ante Alemania (elegido balón de oro).
  • Elegido mejor jugador de América en 6 ocasiones: 1979, 1980, 1986, 1989, 1990 y 1992.
  • Elegido mejor jugador de todos los tiempos en el 2000, en una encuesta realizada por la FIFA.

Diego Maradona le abrió los ojos a varios futbolistas de su época y posteriores a él, por su manera de pensar y vivir el fútbol. También demostró que si se lucha por un sueño, al final, termina por conseguirse, y es correcto mantener sus ideales sin dejarse pisotear por los demás. Además, demostró que aquellos obstáculos que persisten no pueden detener un sueño, en este caso, el jugar al fútbol.

EL NARRADOR DEPORTIVO RADIAL EN COLOMBIA

El narrador o relator deportivo en la radio

La radio en todo momento transmite información, expresiones, sentimientos, voluntades; después, genera distintas funciones a través del discurso. En esa dinámica interrumpida y temporal el mensaje que transmite el emisor introduce la significación, existe un propósito imaginativo-visual, en otras palabras, dicha significación implicaría la percepción del mensaje como si fuesen imágenes fotográficas.

De esta manera, la función que se le atribuye al narrar es enorme. El periodista Daniel Echeberry lo señala en su tesis de grado: “Narrar es contar una o varias acciones que suceden en un contexto determinado. En el caso de un partido de fútbol, es un juego donde se destaca el drama, la acción, la comedia, durante 90 minutos por parte del narrador”. A su vez, el narrador termina siendo “el temporizador de conocimientos y se sacrifica por perpetuar el detalle”.

El narrador es aquel que orienta al oyente en deportes bien acogidos por la radio como el fútbol, el boxeo o el ciclismo, utilizando relatos cronológicos de hechos en un periodo determinado. Por consiguiente, este personaje que se desenvuelve en el campo de la locución, es el que se encarga de transmitir todos aquellos eventos relacionados con la actividad física, pero requiere ciertas virtudes como el dinamismo e inclusión de sentimiento a la narración.

Transmisión de radio en el estadio El Campín

Transmisión de radio en el estadio El Campín

Las características del narrador deportivo radial

¿Cómo hacer para ilustrar al oyente mediante el sonido habitual de la radio?

La preparación es la clave de todo discurso radiofónico, basado principalmente en la memoria del comunicador oral, pero como dice Arturo Merallo: “Refugiarse en la mala memoria es una desafortunada e inútil justificación”. Por esto es indispensable preparar muy bien el discurso, aun si se usa gran parte de improvisación en el relato.

Entonces, para agilizar el relato descriptivo, el narrador debe identificar y mencionar oportunamente los nombres de los deportistas interactuando con la rapidez de las acciones, debe apelar a la memoria.

También, el narrador tiene que ser verdaderamente descriptivo, claro y detallado sobre una contienda deportiva. Debe lograr a través de la locución crear emociones. Dice William Zambrano sobre el narrador: “…debe emplear términos que impulsen a la imaginación (…) Debemos hacer que nuestro oyente pueda ver lo que describimos, trasladarlo a lugares, hacer vivir las situaciones”. Pues el narrador busca convencer con palabras, motivar al oyente para que siga escuchando y competir contra medios audiovisuales.

Respecto a la voz, este también es un aspecto importante, el tono y el talento para crear expresiones impactantes y la capacidad interpretativa del narrador. Aunque la acción no es lo único que se describe, porque es clave describir el entorno, o sea, ubicar al oyente.

Edgar Perea, relator Chocoano

Edgar Perea, relator Chocoano

De igual manera, el locutor en la parte académica, Luis Fernando Trujillo, lo caracteriza de la siguiente manera: “El locutor ha de poseer ciertas cualidades de vos microfónica, dicción perfecta, es decir, sin defectos fonéticos ni influencias dialectales. Además debe tener conocimiento de varios idiomas al menos la pronunciación de dos o tres, amplia cultura y capacidad de improvisar”.

De esta manera, el locutor recurre a varias estrategias para llevar su desempeño al máximo, por eso no son participes de programas de radio frecuentemente, debido a que su exclusividad está en el relato del deporte, el desplazamiento del audio a la imagen de cada quién.

El relato deportivo radial en Colombia

Desde los años veinte y treinta cuando se dio origen a la radio en Colombia, el deporte ha impulsado el medio radiofónico. Luego, para 1932 Ramón McCausland Pantoja, narró por primera vez un evento deportivo; se trató de un partido de fútbol entre Barranquilla y Nariño para la emisora HKE. Al cabo de seis años, Carlos Arturo Rueda C., probablemente el locutor deportivo más destacado de la historia de la radio en Colombia, cubrió los primeros Juegos Atléticos Bolivarianos.

Carlos Arturo Rueda en la revista Telerama

Carlos Arturo Rueda en la revista Telerama

Julio Arrastría, Alberto Piedraita y Eucario Bermúdez, luchaban por atraer oyentes en los 50tas

Julio Arrastría, Alberto Piedraita y Eucario Bermúdez, luchaban por atraer oyentes en los 50tas

Carlos Arturo Rueda, apodado ‘El Campeón’, formó la identidad del relato deportivo que aún persiste, aunque no en su totalidad. Él originó apodos de deportistas como Emilio ‘Cochise’ Rodríguez y Efraín ‘El Zipa’ Forero, personajes destacados que pasaron por sus cuerdas vocales. También, él poseía el atributo de describir ilustradamente la geografía nacional.

Posteriormente, el deporte comenzó a tomar fuerza de la mano de talentosos deportistas y relatores. Primero fue el boxeo y el beisbol, después llegaron las transmisiones de ciclismo como la Vuelta a Colombia en 1950, la cual era muy atractiva por sus virtudes netamente descriptivas. Cabe añadir que con la llegada del torneo de fútbol profesional en 1948, el locutor en sus modalidades de narrador o relator, comentarista y periodista, adquirió un amplio campo para desarrollar su actividad plenamente. Ahí fue cuando el deporte tomó más seriedad y se profesionalizó gracias al apoyo de las empresas privadas. Sin embargo, el fútbol tomó más auge al convertirse en un negocio rentable, mediático y masivo.

Nacieron relatores destacados como Carlos Arturo Rueda, Antonio Gaviria, Pastor Londoño, Marcos Pérez, Alberto Piedraita Pacheco, entre otros; que plasmaban paso a paso un sello narrativo particularmente atractivo. Rápidamente, llegó el relevo generacional con narradores como Edgar Perea, William Vinasco, Francisco ‘Pache’ Andrade, Rubén Darío Arcilla, Jorge Eliecer Campuzano, etc. Y ahora las voces son muy diversas, narradores como Luis Alfredo Hernández, Gustavo ‘Tato’ Sanín, Ramiro Dueñas, John Jairo Agudelo “Capitán Tolú” y muchos más; tratan de imponer su propio estilo sin olvidar las raíces alegres y emotivas del relato deportivo en la radio de Colombia.

Se nota que el esfuerzo de un locutor es inmenso, porque debe tener capacidad de improvisación, uso de un lenguaje culto y educado, además necesita de una voz radiofónica y dicción perfecta. Por último, con sus dotes ya nombrados tiene que transmitir, mediante el uso detallado de la descripción, imágenes a sus oyentes para que vivan el relato tanto sonoro como imaginativo.

EL PERIODÍSMO DEPORTIVO Y SU HISTORIA EN LA RADIO COLOMBIANA

El periodista deportivo y su relación con el deporte

Según la Real Academia Española de la Lengua (RAE), el periodismo es una “captación y tratamiento, escrito, oral, visual o gráfico, de la información en cualquiera de sus formas y variedades”, por otro lado, en su segunda definición, periodista es aquella “persona profesionalmente dedicada en un periódico o en un medio audiovisual a tareas literarias o gráficas de información o de creación de opinión”.

Ciertamente, la RAE nos demuestra según el concepto tradicional utilizado en la actualidad, que el periodista es aquel que maneja y manipula la información en diversos medios de comunicación, además genera frente a dicha información diversos puntos de vista en sus receptores.

Pero existen factores que llevan al periodista a ligarse hacia un tema específico llegando a un punto donde surge la posibilidad de especializarse, en otras palabras, saber en qué medio piensa desempeñarse y sobre qué piensa escribir, hablar o expresar en él. De inmediato, es cuando el deporte toma auge y se convierte en un fenómeno social relevante en el mundo contemporáneo, desde que es determinado como un juego, pasando a ser un entretenimiento o recreación hasta llegar a un ámbito competitivo. Es más, desde aquel lejano lanzamiento de una piedra hasta el siglo XXI, el deporte se ha convertido en el entretenimiento favorito de muchas personas en todo el mundo, inclusive, ni las religiones pueden presumir de tener tantos adeptos.

Sin embargo, el deporte es complejo, dado que es manejado por un sin número de organizaciones que explican por qué el periodista especializado tiene que atender un amplio mundo de perspectivas. Asimismo, posee un lenguaje amplio y complicado por cada disciplina contemplada. Por consiguiente, el deporte no es nada sencillo como se le considera generalmente. Sobre ello, Antonio Alcoba López se manifiesta en su libro Periodismo Deportivo: “El error de esa apreciación se debe al desconocimiento de cuanto supone la actividad deportiva, a la que se le considera sencilla por ignorarse la complejidad que representa no solo su práctica, sino la organización del deporte en el entramado fabricado a su alrededor”.

Lo cierto es que el periodista deportivo tiene que ser un experto en ese campo e incluso educar a su oyente, como nos lo muestra Mike Forero Nougues en uno de sus artículos escritos, citando al periodista español Antonio Alcoba:

“El fundamento del periodismo deportivo está en el periodista dedicado a este género. Si el periodismo deportivo fue realizado, en sus comienzos, por los propios deportistas, hoy la responsabilidad de la información recae en especialistas de esta materia, sobre quienes se presiona para difundir informaciones manipuladas llegadas por los más diversos conductos y que promueven un falso periodismo deportivo, de ahí la necesidad de que el periodista sea consciente de su misión de informador imparcial que puede educar, deportivamente, a sus receptores”.

Ahora bien, en relación con la introducción del deporte en los medios de comunicación, éste surgió del interés de informar sobre hechos, triunfos y derrotas, en diversos lugares. Sin embargo, aquel periodismo en sus comienzos era realizado por personas expertas en distintas ramas de la sociedad, por tanto era libre sobre quien lo trataba. Cabe añadir que el periodista deportivo, cuando no existían departamentos especializados en las universidades, se formaba en los escenarios donde se realizaban las competencias.

En definitiva, al interior de dicho escenario se toma con gran entusiasmo la labor de informar de manera profesional sobre grandes hechos del deporte nacional e internacional. Hechos que debían ser trasladados de un lugar a otro por medio del sonido, así pues, fue cuando surgió la radio.

El origen de la radio en Colombia

Primeramente y para contextualizarse, es de gran provecho referenciar la primera emisora que dedicó su tiempo a comunicar, atraer, educar, emocionar, informar, impresionar y entretener a una audiencia, con transmisiones deportivas: se trata de la emisora KDKA, una de las emisoras pioneras de la radio en Estados Unidos, que para el día 2 de julio de 1921 se dio a la tarea de retransmitir el combate de boxeo integrado por el norteamericano Jack Dempsey (quien ganase la pelea por K. O.) y el francés George Carpentier, combate que tenía en disputa el título mundial de los pesos pesados. No obstante,  Antonio Alcoba apunta que “el salto definitivo de la radio deportiva se logró con el combate entre Dempsey y Tunney, que fue escuchado por 15 millones de personas norteamericanas, canadienses, inglesas, sudafricanas e hispanoamericanas”.

En lo que atañe a la radio colombiana, dice el periodista Hernando Téllez: “El 12 de abril de 1923, el entonces presidente, Gral. Pedro Nel Ospina, inauguró oficialmente la Estación Internacional de Morato, en el municipio de Engativá y el servicio inalámbrico entre las estaciones de Barranquilla, Cali y Cúcuta”, esto significó el inicio de las radiocomunicaciones en Colombia. Para ese entonces, la radio deportiva en Colombia tenía radioaficionados mas no profesionales de ésta, quienes transmitían relatos deportivos esporádicos y limitados.

Más adelante, son superadas etapas hasta transmitir los Juegos Atléticos Nacionales en 1928, una excelente oportunidad para lucirse como verdaderos periodistas. Esto a pesar de las dificultades presentadas, expuestas en el libro del periodista William Zambrano:

“Un testimonio fiel sobre esa época lo da Enrique Ramírez Gaviria: ‘Nos dimos a la tarea de informar… Tendimos líneas directas desde los diferentes lugares de transmisión hasta los estudios. Instalamos puestos fijos, acondicionamos un automóvil con transmisión portátil y planta eléctrica. Esta transmisión que ahora hacen con gran facilidad, presentaban dificultades debido a falta de experiencia y carencia de elementos…’”.

De la mano de los Juegos Atléticos Nacionales se dio inicio a la radio deportiva en Colombia con voces de Oscar Hoyos Botero y Carlos Arturo Rueda, locutores de Radio Manizales, primera emisora que emitió en vivo para ciertos  departamentos del país.

Acto_inaugural_de_los_Juegos_Bolivarianos_Bogota_1938

Juegos Bolivarianos 1938

Después, para 1938, la ola deportiva había inundado parte del pueblo colombiano, incluyendo las emisoras radiales quienes se interesaron aún más. Entonces, se transmitieron los Juegos Deportivos Bolivarianos de 1938, el evento deportivo que se volviera insignia en la historia del deporte y el periodismo colombiano. Vale la pena decir que de acuerdo a lo  escrito por John Fredy Gonzales en su tesis de grado, el cubrimiento fue importante ya que “se conjugaron varios acontecimientos que sirvieron para determinar la organización deportiva del país y la agilidad de los medios de comunicación en el seguimiento de esta clase de eventos”. Para el 14 de agosto de ese mismo año, uno de los hechos destacados fue la inauguración del estadio Nemesio Camacho el Campín de Bogotá. De manera que el despliegue informativo en los medios más acentuados de Bogotá, hizo que se fortalecieran personajes como Mike Forero, Carlos Arturo Rueda Y Antonio César Gaitán en las páginas de El Tiempo y El Espectador.

Campín 30´s

Inauguración estadio El Campín

Para 1941 se realizaron los V Juegos Atléticos Nacionales de Bucaramanga, que fueron importantes por la llegada de varias emisoras para cubrir el evento, las cuales eran: Originaron Radio Manizales, Nueva Granada, La Voz de Antioquia, La Voz de Cúcuta, La Voz del Valle y Radio Bucaramanga.

Luego de las primeras transmisiones de fútbol continuas hechas en 1948, con presencia de más de 13 emisoras debido a la creación del primer torneo profesional de fútbol; la fundación de la Radio Cadena Nacional en 1950 fue un hecho que marcó la historia deportiva en Colombia, al unir a Nueva Granada con La Voz de Medellín. Acerca de la primera Vuelta a Colombia, el periodista William Zambrano escribió que “Radio Nacional se proponía convertir ese destacadísimo certamen deportivo en una gigantesca transmisión radiofónica que alcanzara la más amplia repercusión nacional y aún intercontinental”.

No hay duda de que la radio, en el campo deportivo, introdujo un atractivo demostrado por la rapidez con la que se propagó la información, que comenzaba a ofrecer las primeras retransmisiones de una actividad que cautivaba oyentes, gracias principalmente al avance tecnológico y salto de calidad perfecto. Sin embargo, el oficio del periodista en la radio, actualmente, está siendo muy cuestionado. Armand Balsebre en su libro El Lenguaje Radiofónico lo ve de una manera funcional y lineal: “La triple función de la radio como medio de difusión, comunicación y expresión ha sido tergiversada (…) El uso de la radio como objeto de compra-venta de mercancías (información, música, anuncios-productos) ha devaluado la versión expresiva y estética del medio”.

ALGUNOS RECONOCIDOS DEL PERIODISMO DEPORTIVO RADIAL EN COLOMBIA

Pertinente se hace el viejo adagio que recae en el léxico periodístico: ‘Lo difícil no es llegar al medio, lo difícil es mantenerse’. Pues los hombres que referenciados a continuación han sabido surgir en la radio, son personas que se han dedicado a laborar durante años allí y saben algo más sobre el maravilloso mundo de la radiodifusión. Ellos son Hernán Peláez, Iván Mejía y Carlos Antonio Vélez, tres periodistas aún activos quienes opinaron para el libro Tarjeta amarilla al periodismo deportivo radial colombiano, sobre el estado del periodismo deportivo y la radio del país:

Hernán Peláez

Nacido en Cali el 29 de enero de 1943, es ingeniero químico, de ahí su apodo ‘Doctor’. Él trabaja en radio y escribe para el diario El Espectador, sin embargo, es periodista sin cartón universitario, ejerciendo la profesión con tal profesionalismo que ni se nota. Comenzó trabajando para dos emisoras de Bogotá: Radio Modelo y Unión Radio en el área de fútbol, posteriormente, para 1967 es contratado por Caracol. Realmente fue descifrada su profesión al ser captado en una reunión por la emisora Radio Modelo, al ver lo bien que comentaba sobre fútbol, siendo apenas un universitario.

1.2

Hernán Peláez Restrepo

Hernán Peláez le contó a William Zambrano su opinión acerca de la radio en Colombia:

“La radio en Colombia es de las más avanzadas. Tecnológicamente es una radio muy buena, porque es privada, cuando digo esto, es porque en otros países que conocemos, la radio es estatal y el nivel de competencia es bajo (…) La parte técnica es de las más completas (…) La radio colombiana desde hace 10 años (1982), cambió todo el esquema; es informal, comunicativa, trabajan por servicio cívico (…) Alguien dice qué es lo mejor. Es muy difícil decir si lo es pero, estamos muy, muy bien”.

En la actualidad, Hernán Peláez trabaja en Caracol Radio allí, conduce y dirige dos programas en las tardes: La Luciérnaga y El Pulso del Fútbol.

Carlos Antonio Vélez

velez3

Carlos Antonio Vélez

Nacido en Manizales el 30 de octubre de 1953, hizo estudios en derecho hasta segundo semestre en la Universidad de Caldas y debutó en la radio colombiana en 1979. Aunque primero fue comentarista político y luego deportivo. Él, al igual que muchos de su generación, no estudió ni periodismo, ni locución, etc. Carlos Antonio también habló sobre la radio: “La radio, en nuestro país, ocupa un primerísimo lugar como medio, ya que muy poca gente lee, por decir, el periódico y se dedica más a escuchar la radio en cuestiones de información”.

En estos momentos, Carlos Antonio Vélez, es parte del equipo periodístico de la radio especializada en deportes Antena 2 en el programa mañanero Planeta Fútbol, comentarista del canal de deportes Win Sports y presentador de Noticias RCN.

Pese a su periplo por los medios con seguidores y múltiples contradictores, él se mantuvo en el medio televisivo de RCN por un largo tiempo, hasta su retiro en el 2013.  Por ahora, se mantiene en RCN La Radio, Antena 2 y Win Sports.

Iván Mejía Álvarez

Ivan-Mejia-640x280-12032012

Iván Mejía Álvarez

Nacido en Cali el 16 de septiembre de 1950, luego de abandonar sus estudios en derecho inició su labor de periodista en la ciudad de Medellín, como corresponsal de los diarios La Patria y La República. Trabajó en RCN, Todelar y luego ingresó a Colmundo. Con respecto al tema de cómo se debe desempeñar el periodista deportivo en la radio, Mejía expresa en el libro de William Zambrano lo siguiente:

“Se debe dividir en las funciones que cumple el periodista, una cosa es el conductor, otra el locutor o redactor. Cada uno debe tener su característica. El periodista debe ser breve, ágil y saber comunicar (…) Cada cual tiene sus condiciones; en un programa de radio, siempre habrá gente más importante que otra”.

Ahora, Iván Mejía es comentarista del canal Win Sports, locutor del programa El Pulso del Fútbol en Caracol Radio y columnista del diario El Espectador.

Para inferir…

El deporte ha sido parte de la identidad colombiana, ha representado al país en múltiples lugares y ha creado buenos hábitos en las personas. Por esto, por tal diversidad del lenguaje y muchas cosas más, el periodista deportivo tanto radial como general, debería ser una especie de enciclopedia, pero necesita cultura, ética, rigor, técnica, arte y ciencia. En Colombia, los argumentos hay que sostenerlos, sin ser defendidos por medio de la fuerza, porque las únicas armas materiales del periodista son su teclado, su micrófono o su cámara. En consecuencia, un periodista tiene en sí el valor de la palabra, el cual es indispensable para no ser manipulado. Es así como se seguirá la tradición del periodismo deportivo radial en Colombia, que nos ha comunicado tantas alegrías.