Opinión

La selección Colombia: mérito propio y orgullo criollo en su salida del Mundial Brasil 2014

 Bien lo dijo el periodista Hernán Peláez Restrépo en Caracol Radio: “El fútbol es así, se gana o se pierde, aquí no se empata”. Pero en esta ocasión, lo que le sucedió a #ElEquipoDeTodos de Colombia en el Estadio Castelão en Fortaleza, durante los cuartos de final de la Copa Mundial Brasil 2014, tiene sus connotaciones.

dg036

Selección Colombia cantando el himno nacional en el Estadio Castelão de Fortaleza |Fotografía de la Federación Colombiana de Fútbol – http://www.fcf.com.co

Por el juego, puedo decir que dejó en claro que Colombia no fue más en el primer tiempo que Brasil y que el golpe de recibir un gol tan rápido fue duro y definitivo. Colombia se desorientó, salió de su centro que mantuvo en los cuatro partidos ganados hasta ese momento en el torneo y el ingreso de Fredy Guarín no dio pie con bola.

En ese primer tiempo se demostró que cada jugador brasileño trabajando en conjunto hace un equipo con oficio cuando se quiere, aunque digan a los medios de comunicación que no les interesa la manera de jugar, sino ganar, ganar y ser campeones traicionando su innato estilo; lo que resume también lo sucedido en la cancha contra sus rivales… Si Teófilo Gutiérrez no tuvo opciones y poco pudo hacer, fue porque no llegaba el balón de los pinceles creadores de James Rodríguez y Cuadrado, también debido al mal manejo del árbitro, quien vigilaba más cada paso y gesto colombiano que acción malintencionada brasileña.

Por eso, el árbitro del partido es un capítulo que poco se puede dejar de lado, pues fue condescendiente al juego brusco de Brasil. Hay españoles quienes afirman que su réferi compatriota, Carlos Velasco Carballo, es de aquellos que deja golpear de arriba a abajo a Iniesta, Messi, Cristiano Ronaldo, entre otros calidosos de la liga española, pero hay partidos en los que el madrileño Carballo sigue el “sistema” de la Liga Española, que es favorecer al grande, y aún más, al grande anfitrión. Tuvieron que pasar casi 30 faltas para que Carballo sacara la primer amarilla para el local, que desesperó a Colombia con su juego sucio, sobretodo, a las dos figuras, los dos genios colombianos James y Cuadrado.

Y durante el campeonato no ha sido la excepción, medio equipo brasileño debería estar suspendido para la semifinal que jugará ante Alemania. Así es, 96 faltas cometidas y apenas 10 amarillas recibidas en cinco juegos es el saldo de la ‘canarinha’, lo que les deja un promedio de una amarilla por cada nueve faltas cometidas aproximadamente (como que les tiembla la mano eh), aunque, sólo en el partido ante Colombia, Brasil recibió dos tarjetas amarillas en 32 faltas. Vea pues.

En definitiva, actuación bochornosa la del español puesto allí por la FIFA y, además, felicitado por la mayor entidad rectora del fútbol a nivel mundial y con posibilidades de pitar la final (faltaba más) del torneo en el Maracaná el próximo 13 de julio.

El grupo de jugadores brasileños llegó más relajado, la presión que ostenta de obtener el mundial poco se vio, ya que no hay de otra que ganar la sexta copa. Su actual presidenta, Dilma Rousseff, tiene en ese triunfo cuatro años más de Gobierno, las elecciones están a la vuelta de la esquina, serán en octubre. El priorizar recursos al montaje del mundial sobre la salud y la educación y el aumento de la inflación, tienen en jacke su reelección. Además, la FIFA tomó nota de los desmanes provocados por los ciudadanos brasileños en contra del torneo, y no querría que volvieran a suceder… Pero contra Alemania habrá un choque de fuerzas y pueden quedar fuera.

Pese a ello, Colombia mejoró en el segundo tiempo del partido y Brasil comenzó a jugar a lo que sabe cuando se ve dominado, dando golpes al rival y a la pelota para alejarla de su arco. Carballo anuló bien el gol de Yepes, pito una falta -cual fuese clavado de Hulk en mar abierto- para el tremendo golazo de David Luiz y, no expulsó a Julio César como debió ser por el penalti cometido. Sin embargo, se añaden a las cosas del fútbol -y de FIFA- y de las cuales esta inolvidable selección Colombia se repondrá.

James tuvo otro premio al marcar su sexto gol, ratificando su grata sorpresa de figura entre las figuras y la llevada al hombro de la selección que perdió por lesión al goleador y hombre vital de las eliminatorias para el mundial, Falcao García, quien estuvo atento y manifestó su orgullo y agradecimiento hacia el equipo en su Twitter personal:

Durante 21 días este equipo colombiano unió muchos rincones del país y de paisanos por el mundo, los hizo sonreír, cantar, festejar, conmover y emocionar. Con mérito propio Pékerman, su cuerpo técnico y sus muchachos gestaron esta hazaña. Puro corazón, puro fútbol, puro sacrificio, puro esfuerzo, puro destaque y pura mentalidad, pisca diferencial ante aquella selección del “Pibe”, Higuita, Rincón y todos ellos, que fue a tres mundiales consecutivos y de la cual también se supo gozar en su momento.

Se viene una historia que hay que escribir con letras mayúsculas, de aquí en más, el fútbol colombiano se tiene que revivir. Sólo quedan palabras de agradecimiento por el esfuerzo entregado en tierras ajenas y las ganas de destacarse y dejar en alto un país que durante su historia ha sido duramente golpeado.

Todos, los miembros del conjunto que batió redes contrarias y los hinchas con fe que acompañaron en los estadios vecinos del país futbolero al equipo, todos ellos, regresan a Colombia con la cara en alto. Nada puede desacreditar este logro deportivo colombiano, ni los insultos, ni las burlas, por demás vistas en este mundial a través de las redes sociales, como estas imbéciles palabras de un desencajado hincha brasileño en Twitter, acompañadas de una imagen:

“Lo que aprendimos hoy: que la poderosa Colombia sólo fue poderosa cuando Pablo Escobar estaba vivo” escribió en la red social. Sin si quiera pensar en el daño que este perverso personaje hizo a toda una nación y muchas generaciones, el cibernauta brasileño creyó que así se demuestra un poderío inigualable frente a este país de gente trabajadora, alegre y buena en su gran mayoría, que tiene poca culpa de esa mala reputación labrada en el mundo.

Por eso QUÉ ORGULLOSO ME SIENTO DE SER COLOMBIANO, porque el destaque viene por lo bajo y crece como un árbol de pequeños frutos que cada vez nos ofrece mejor calidad frutal. De nuevo gracias, gracias por fabricar sueños, crear momentos inigualables en los colombianos, porque con ojos aguados terminé de ver una dura derrota en el partido más importante  de la historia de nuestra selección.

Con honores y haciendo historia se despidieron los jugadores de la ‘tricolot’ colombiana. | Fotografía de @FCFSeleccionCol

El deporte nacional nos seguirá creando alegrías: el tenis, el ciclismo, el patinaje, el automovilismo, el atletismo, el fútbol y muchos más, son parte de este repertorio que Colombia ofrece al mundo. Que se esfuercen los demás, porque los nuestros lo están haciendo.

¡La calidad criolla va de sobra!

@diegoprit

#ElEquipoDeTodos #FuerzaTricolor #UnidosPorUnPaís #HicimosHistoria

Anuncios

El “¡Qué partido!” en su estado puro

Las finales irregularmente brindan tan atractivos espectáculos, quizás por el hermetismo de los protagonistas, por la angustia de perder todo el esfuerzo entregado en una jugada o por miedo a recibir un gol sin intentar anotar primero. De inmediato se piensa en quien compite, en los rivales que postrados en la cancha luchan por objetivos similares y en el recorrido que ha hecho de dichos equipos los mejores del viejo continente. El 25 de mayo de 2013 no solo triunfó un equipo, también ganó el fútbol, que fue ejemplificado en su llamada catedral: el estadio de Wembley.

El resultado

El resultado

Desde que conocí los finalistas, siempre tuve en mi mente que este duelo de mezquino tendría poco, ya que los artistas de la obra desde el primer segundo moverían sus pies para moldearla magistralmente. Esa obra que terminó siendo considerada, por varios, una de las mejores finales de Champions League en los últimos tiempos. Puede que aquella remontada del Liverpool en 2005 también lo sea, pero no cabe duda del despliegue y generosidad que realizaron tanto Bayern Múnich como Borussia Dortmund. El partido no tenía escudos, sus armas eran el arco y la flecha. Más de 20 jugadas de riesgo describen lo sucedido, los goles llegaron luego de varias oportunidades obstruidas por el riguroso Neuer y la máquina Weindenfeller, espigados goleros figuras del encuentro, quienes perdieron protagonismo por cuenta del calidoso Robben y su revancha frente al penal errado hace un año contra el Chelsea.

El partido se decidió hasta el final de los 90 reglamentarios, lo cual demuestra lo apretado que fue el duelo, ¡Qué partido por Dios! Sin embargo, existe el campeón y el subcampeón, existen los que se llevan la copa y los que (en este caso) reciben a manos vacías merecidos aplausos. Al final, la orejona se sumaria a otras 4 que el Bayer ya ostenta en sus vitrinas y quedaría relegada de las 5 que se perdió; además, el resultado diría que levemente hubo uno mejor que otro, pero que ese otro, no era merecedor de tan diminuto premio.

En definitiva, el Borussia Dortmund seguirá adquiriendo esa jerarquía que hace llamar grandes a equipos como Real Madrid o Bayern Múnich, y el mismo Bayer, de la mano de Guardiola, intentará mantener o elevar esa vara que Heynckes ha dejando tan alta. La primera parada será en la Supercopa Europea, pues allí el Chelsea de un renovado Mourinho, querrá crecer más cuando enfrente en la dirección técnica a su conocido rival: Pep Guardiola.

Para palpitar las semifinales de Champions League 2012/13

2a685-chapionsleaguesemis
Vaticino desde ya los posibles finalistas que, en mi opinión, merecen disputar la final de Champions League el 25 de mayo en el magnífico estadio de Wembley. 
Bayern Múnich vs. Barcelona: en la primer eliminatoria mi candidato es el Bayern Múnich, un equipo supremamente ofensivo, que a falta de 6 partidos ya gritó campeón en la liga alemana, que así como ataca defiende puesto que su gol diferencia es mayor que la cantidad de goles anotados por cualquier equipo en la Bundesliga. El conjunto bávaro es rápido, inteligente y contundente; y aunque Barcelona consiga tener de titular a Messi (bien importante), el Bayer viene fuerte y sin freno de mano.
Borussia Dortmund vs Real Madrid: el Real Madrid es mi candidato y dará fin a esta segunda eliminatoria en el estadio Santiago Bernabéu. Si vamos a los antecedentes el Dortmund consiguió ganar en Alemania y empatar en España durante esta fase de grupos, es decir, no ha perdido contra los merengues; pero el Real viene con aire en la camiseta. Su presión al rival y su velocidad en ataque le da un manojo de opciones de gol, es el equipo más efectivo al anotar en Champions pues tiene 23 goles y tiene a Cristiano en uno de sus mejores momentos en la temporada. Sin embargo, el Borussia Dortmund juega un fútbol bárbaro y posee jugadores muy técnicos y capaces de arrebatarle la pelota al equipo madridista, pero no creo que les alcance para llegar a Wembley.
 
¿Entonces se repetirá el duelo de semifinal pasada entre Bayern Múnich y Real Madrid, pero esta vez en disputa de la orejona? Puede que erre en los dos pronósticos y se llegué a dar un Barcelona – Borussia, pero en fin, son opiniones y aquí expongo la mía.