EL PERIODÍSMO DEPORTIVO Y SU HISTORIA EN LA RADIO COLOMBIANA

El periodista deportivo y su relación con el deporte

Según la Real Academia Española de la Lengua (RAE), el periodismo es una “captación y tratamiento, escrito, oral, visual o gráfico, de la información en cualquiera de sus formas y variedades”, por otro lado, en su segunda definición, periodista es aquella “persona profesionalmente dedicada en un periódico o en un medio audiovisual a tareas literarias o gráficas de información o de creación de opinión”.

Ciertamente, la RAE nos demuestra según el concepto tradicional utilizado en la actualidad, que el periodista es aquel que maneja y manipula la información en diversos medios de comunicación, además genera frente a dicha información diversos puntos de vista en sus receptores.

Pero existen factores que llevan al periodista a ligarse hacia un tema específico llegando a un punto donde surge la posibilidad de especializarse, en otras palabras, saber en qué medio piensa desempeñarse y sobre qué piensa escribir, hablar o expresar en él. De inmediato, es cuando el deporte toma auge y se convierte en un fenómeno social relevante en el mundo contemporáneo, desde que es determinado como un juego, pasando a ser un entretenimiento o recreación hasta llegar a un ámbito competitivo. Es más, desde aquel lejano lanzamiento de una piedra hasta el siglo XXI, el deporte se ha convertido en el entretenimiento favorito de muchas personas en todo el mundo, inclusive, ni las religiones pueden presumir de tener tantos adeptos.

Sin embargo, el deporte es complejo, dado que es manejado por un sin número de organizaciones que explican por qué el periodista especializado tiene que atender un amplio mundo de perspectivas. Asimismo, posee un lenguaje amplio y complicado por cada disciplina contemplada. Por consiguiente, el deporte no es nada sencillo como se le considera generalmente. Sobre ello, Antonio Alcoba López se manifiesta en su libro Periodismo Deportivo: “El error de esa apreciación se debe al desconocimiento de cuanto supone la actividad deportiva, a la que se le considera sencilla por ignorarse la complejidad que representa no solo su práctica, sino la organización del deporte en el entramado fabricado a su alrededor”.

Lo cierto es que el periodista deportivo tiene que ser un experto en ese campo e incluso educar a su oyente, como nos lo muestra Mike Forero Nougues en uno de sus artículos escritos, citando al periodista español Antonio Alcoba:

“El fundamento del periodismo deportivo está en el periodista dedicado a este género. Si el periodismo deportivo fue realizado, en sus comienzos, por los propios deportistas, hoy la responsabilidad de la información recae en especialistas de esta materia, sobre quienes se presiona para difundir informaciones manipuladas llegadas por los más diversos conductos y que promueven un falso periodismo deportivo, de ahí la necesidad de que el periodista sea consciente de su misión de informador imparcial que puede educar, deportivamente, a sus receptores”.

Ahora bien, en relación con la introducción del deporte en los medios de comunicación, éste surgió del interés de informar sobre hechos, triunfos y derrotas, en diversos lugares. Sin embargo, aquel periodismo en sus comienzos era realizado por personas expertas en distintas ramas de la sociedad, por tanto era libre sobre quien lo trataba. Cabe añadir que el periodista deportivo, cuando no existían departamentos especializados en las universidades, se formaba en los escenarios donde se realizaban las competencias.

En definitiva, al interior de dicho escenario se toma con gran entusiasmo la labor de informar de manera profesional sobre grandes hechos del deporte nacional e internacional. Hechos que debían ser trasladados de un lugar a otro por medio del sonido, así pues, fue cuando surgió la radio.

El origen de la radio en Colombia

Primeramente y para contextualizarse, es de gran provecho referenciar la primera emisora que dedicó su tiempo a comunicar, atraer, educar, emocionar, informar, impresionar y entretener a una audiencia, con transmisiones deportivas: se trata de la emisora KDKA, una de las emisoras pioneras de la radio en Estados Unidos, que para el día 2 de julio de 1921 se dio a la tarea de retransmitir el combate de boxeo integrado por el norteamericano Jack Dempsey (quien ganase la pelea por K. O.) y el francés George Carpentier, combate que tenía en disputa el título mundial de los pesos pesados. No obstante,  Antonio Alcoba apunta que “el salto definitivo de la radio deportiva se logró con el combate entre Dempsey y Tunney, que fue escuchado por 15 millones de personas norteamericanas, canadienses, inglesas, sudafricanas e hispanoamericanas”.

En lo que atañe a la radio colombiana, dice el periodista Hernando Téllez: “El 12 de abril de 1923, el entonces presidente, Gral. Pedro Nel Ospina, inauguró oficialmente la Estación Internacional de Morato, en el municipio de Engativá y el servicio inalámbrico entre las estaciones de Barranquilla, Cali y Cúcuta”, esto significó el inicio de las radiocomunicaciones en Colombia. Para ese entonces, la radio deportiva en Colombia tenía radioaficionados mas no profesionales de ésta, quienes transmitían relatos deportivos esporádicos y limitados.

Más adelante, son superadas etapas hasta transmitir los Juegos Atléticos Nacionales en 1928, una excelente oportunidad para lucirse como verdaderos periodistas. Esto a pesar de las dificultades presentadas, expuestas en el libro del periodista William Zambrano:

“Un testimonio fiel sobre esa época lo da Enrique Ramírez Gaviria: ‘Nos dimos a la tarea de informar… Tendimos líneas directas desde los diferentes lugares de transmisión hasta los estudios. Instalamos puestos fijos, acondicionamos un automóvil con transmisión portátil y planta eléctrica. Esta transmisión que ahora hacen con gran facilidad, presentaban dificultades debido a falta de experiencia y carencia de elementos…’”.

De la mano de los Juegos Atléticos Nacionales se dio inicio a la radio deportiva en Colombia con voces de Oscar Hoyos Botero y Carlos Arturo Rueda, locutores de Radio Manizales, primera emisora que emitió en vivo para ciertos  departamentos del país.

Acto_inaugural_de_los_Juegos_Bolivarianos_Bogota_1938

Juegos Bolivarianos 1938

Después, para 1938, la ola deportiva había inundado parte del pueblo colombiano, incluyendo las emisoras radiales quienes se interesaron aún más. Entonces, se transmitieron los Juegos Deportivos Bolivarianos de 1938, el evento deportivo que se volviera insignia en la historia del deporte y el periodismo colombiano. Vale la pena decir que de acuerdo a lo  escrito por John Fredy Gonzales en su tesis de grado, el cubrimiento fue importante ya que “se conjugaron varios acontecimientos que sirvieron para determinar la organización deportiva del país y la agilidad de los medios de comunicación en el seguimiento de esta clase de eventos”. Para el 14 de agosto de ese mismo año, uno de los hechos destacados fue la inauguración del estadio Nemesio Camacho el Campín de Bogotá. De manera que el despliegue informativo en los medios más acentuados de Bogotá, hizo que se fortalecieran personajes como Mike Forero, Carlos Arturo Rueda Y Antonio César Gaitán en las páginas de El Tiempo y El Espectador.

Campín 30´s

Inauguración estadio El Campín

Para 1941 se realizaron los V Juegos Atléticos Nacionales de Bucaramanga, que fueron importantes por la llegada de varias emisoras para cubrir el evento, las cuales eran: Originaron Radio Manizales, Nueva Granada, La Voz de Antioquia, La Voz de Cúcuta, La Voz del Valle y Radio Bucaramanga.

Luego de las primeras transmisiones de fútbol continuas hechas en 1948, con presencia de más de 13 emisoras debido a la creación del primer torneo profesional de fútbol; la fundación de la Radio Cadena Nacional en 1950 fue un hecho que marcó la historia deportiva en Colombia, al unir a Nueva Granada con La Voz de Medellín. Acerca de la primera Vuelta a Colombia, el periodista William Zambrano escribió que “Radio Nacional se proponía convertir ese destacadísimo certamen deportivo en una gigantesca transmisión radiofónica que alcanzara la más amplia repercusión nacional y aún intercontinental”.

No hay duda de que la radio, en el campo deportivo, introdujo un atractivo demostrado por la rapidez con la que se propagó la información, que comenzaba a ofrecer las primeras retransmisiones de una actividad que cautivaba oyentes, gracias principalmente al avance tecnológico y salto de calidad perfecto. Sin embargo, el oficio del periodista en la radio, actualmente, está siendo muy cuestionado. Armand Balsebre en su libro El Lenguaje Radiofónico lo ve de una manera funcional y lineal: “La triple función de la radio como medio de difusión, comunicación y expresión ha sido tergiversada (…) El uso de la radio como objeto de compra-venta de mercancías (información, música, anuncios-productos) ha devaluado la versión expresiva y estética del medio”.

ALGUNOS RECONOCIDOS DEL PERIODISMO DEPORTIVO RADIAL EN COLOMBIA

Pertinente se hace el viejo adagio que recae en el léxico periodístico: ‘Lo difícil no es llegar al medio, lo difícil es mantenerse’. Pues los hombres que referenciados a continuación han sabido surgir en la radio, son personas que se han dedicado a laborar durante años allí y saben algo más sobre el maravilloso mundo de la radiodifusión. Ellos son Hernán Peláez, Iván Mejía y Carlos Antonio Vélez, tres periodistas aún activos quienes opinaron para el libro Tarjeta amarilla al periodismo deportivo radial colombiano, sobre el estado del periodismo deportivo y la radio del país:

Hernán Peláez

Nacido en Cali el 29 de enero de 1943, es ingeniero químico, de ahí su apodo ‘Doctor’. Él trabaja en radio y escribe para el diario El Espectador, sin embargo, es periodista sin cartón universitario, ejerciendo la profesión con tal profesionalismo que ni se nota. Comenzó trabajando para dos emisoras de Bogotá: Radio Modelo y Unión Radio en el área de fútbol, posteriormente, para 1967 es contratado por Caracol. Realmente fue descifrada su profesión al ser captado en una reunión por la emisora Radio Modelo, al ver lo bien que comentaba sobre fútbol, siendo apenas un universitario.

1.2

Hernán Peláez Restrepo

Hernán Peláez le contó a William Zambrano su opinión acerca de la radio en Colombia:

“La radio en Colombia es de las más avanzadas. Tecnológicamente es una radio muy buena, porque es privada, cuando digo esto, es porque en otros países que conocemos, la radio es estatal y el nivel de competencia es bajo (…) La parte técnica es de las más completas (…) La radio colombiana desde hace 10 años (1982), cambió todo el esquema; es informal, comunicativa, trabajan por servicio cívico (…) Alguien dice qué es lo mejor. Es muy difícil decir si lo es pero, estamos muy, muy bien”.

En la actualidad, Hernán Peláez trabaja en Caracol Radio allí, conduce y dirige dos programas en las tardes: La Luciérnaga y El Pulso del Fútbol.

Carlos Antonio Vélez

velez3

Carlos Antonio Vélez

Nacido en Manizales el 30 de octubre de 1953, hizo estudios en derecho hasta segundo semestre en la Universidad de Caldas y debutó en la radio colombiana en 1979. Aunque primero fue comentarista político y luego deportivo. Él, al igual que muchos de su generación, no estudió ni periodismo, ni locución, etc. Carlos Antonio también habló sobre la radio: “La radio, en nuestro país, ocupa un primerísimo lugar como medio, ya que muy poca gente lee, por decir, el periódico y se dedica más a escuchar la radio en cuestiones de información”.

En estos momentos, Carlos Antonio Vélez, es parte del equipo periodístico de la radio especializada en deportes Antena 2 en el programa mañanero Planeta Fútbol, comentarista del canal de deportes Win Sports y presentador de Noticias RCN.

Pese a su periplo por los medios con seguidores y múltiples contradictores, él se mantuvo en el medio televisivo de RCN por un largo tiempo, hasta su retiro en el 2013.  Por ahora, se mantiene en RCN La Radio, Antena 2 y Win Sports.

Iván Mejía Álvarez

Ivan-Mejia-640x280-12032012

Iván Mejía Álvarez

Nacido en Cali el 16 de septiembre de 1950, luego de abandonar sus estudios en derecho inició su labor de periodista en la ciudad de Medellín, como corresponsal de los diarios La Patria y La República. Trabajó en RCN, Todelar y luego ingresó a Colmundo. Con respecto al tema de cómo se debe desempeñar el periodista deportivo en la radio, Mejía expresa en el libro de William Zambrano lo siguiente:

“Se debe dividir en las funciones que cumple el periodista, una cosa es el conductor, otra el locutor o redactor. Cada uno debe tener su característica. El periodista debe ser breve, ágil y saber comunicar (…) Cada cual tiene sus condiciones; en un programa de radio, siempre habrá gente más importante que otra”.

Ahora, Iván Mejía es comentarista del canal Win Sports, locutor del programa El Pulso del Fútbol en Caracol Radio y columnista del diario El Espectador.

Para inferir…

El deporte ha sido parte de la identidad colombiana, ha representado al país en múltiples lugares y ha creado buenos hábitos en las personas. Por esto, por tal diversidad del lenguaje y muchas cosas más, el periodista deportivo tanto radial como general, debería ser una especie de enciclopedia, pero necesita cultura, ética, rigor, técnica, arte y ciencia. En Colombia, los argumentos hay que sostenerlos, sin ser defendidos por medio de la fuerza, porque las únicas armas materiales del periodista son su teclado, su micrófono o su cámara. En consecuencia, un periodista tiene en sí el valor de la palabra, el cual es indispensable para no ser manipulado. Es así como se seguirá la tradición del periodismo deportivo radial en Colombia, que nos ha comunicado tantas alegrías.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s